Congreso internacional de Educación Emocional.

Que el cerebro aprende gracias a la emoción es un precepto tan antiguo como evidente. 

En 1920 Thorndike ya hablaba de la Inteligencia social pero no fue hasta 1983, cuando H. Gardner, popularizó los términos Inteligencia Intrapersonal e Inteligencia Iterpersonal en su libro "Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica", como elementos indispensables a tener en cuenta a la hora de hablar de inteligencia en general. El primer autor en desarrollar en profundidad la Educación Emocional como tal, fue W. Payne en su tesis.

En la actualidad, la Educación Emocional se está imponiendo en muchas metodologías educativas y empresariales, gracias a las evidencias que muestran los descubrimientos de la Neurociencia, de los cuales se nutre la Neuroeducación, y cuya hipótesis principal es que el cerebro aprende cuando experimenta una emoción, que le lleva a la curiosidad, a interesarse por algo, de manera que pone atención en ello y consigue así aprender aquello que le ha producido dicha emoción.

Educar la emoción y a través de ella, aporta herramientas al ser humano para lograr un equilibrio entre emoción y cognición, lo que nos facilita el aprendizaje.

Y todo este discurso a qué viene... A que se va a celebrar el III Congreso Internacional de Educación Emocional y Bienestar en Zaragoza el próximo año, 2017. Así que si queréis conocer más sobre este tema, no os lo tenéis que perder.



2 comentarios:

  1. Gracias por el aporte y la información sobre el Congreso Internacional de Educación Emocional y Bienestar.

    ResponderEliminar